Juan Jose Aranda

Año 1986. El club Atlético Tembetary seguía vigente en el barrio del mismo nombre (luego se trasladaría en Ypané con el correr de los años) y Juan Aranda se animó un día y fue a practicar en las inferiores del Rojiverde en el año 1980, debutando en Primera División al año siguiente ante Guaraní, para confirmar sus buenas condiciones en el puesto de defensa central. Agil, sereno, inteligente, buen salto, anticipo veloz y dotado técnicamente para salir jugando con clase. Tenia todas las condiciones para sobresalir en el puesto. “En ese partido me vieron los de Sol de América y compraron mi pase”, rememora.

Un paso grande en su futuro andar futbolístico le abría la puerta, para ir al Danzarín Azul donde jugaría por muchas temporadas.

Campeón y capitán

Un 22 de marzo de 1909 nacía el Club Sol de América en barrio Obrero, para competir en el siguiente año en la Liga Paraguaya de Fútbol.

El club siempre conformó un onceno respetable y de buen fútbol, por eso lo llamaban el Danzarín, pero nunca pudo acceder a un título, porque siempre llegaba a la instancia final y el título se le iba de las manos en el minuto 90 y por eso le dieron el título de campeón sin corona.

En el año 1986, luego de 77 años lograba la tan esperada hazaña de obtener un campeonato, bajo la

presidencia de don Oscar Luis Giagni y un grupo de excelentes jugadores, teniendo como capitán del equipo a Juan José Aranda, quien fue un baluarte en la defensa azul.

“Fue un año excelente donde nos propusimos campeonar y creo que hicimos todo lo que podíamos con los otros compañeros, para lograrlo y porque tuvimos un gran presidente que lo merecía (refiriendose al doctor Giagni) y que mucho hizo por la grandeza de Sol”, asevera. “El sueño azul” se hacía realidad y se rompía esos años de muchos vicecampeonatos, para dejar de lado definitivamente el mote de “campeón sin corona”.

Por otros países

Viajó al país del café y la cumbia, Colombia. Del fútbol arte de los “Maravilla” Gamboa, Willinton Ortiz, el estupendo Valderrama y otros extraordinarios que jugaron y siguen jugando en el deporte rey. “Llegué para jugar en el América de Cali en 1987, luego pasé al Deportivo Pereira, donde quedé por muchas temporadas y por último recalé en el Cúcuta. Me fue muy bien esos años que estuve en ese hermoso país” afirma.

Y al retornar al país en 1992 llega a jugar una temporada más con su inolvidable Sol de América donde logró su único título como jugador y capitán de equipo, con una gran responsabilidad encima y gritar con Giagni y otros, ¡Sol Campeón!.

El adiós definitivo lo hizo en el Sportivo Trinidense en 1994, para dedicarse a otros menesteres y trabajar especialmente como D.T “en un país donde se están cerrando las puertas a los entrenadores paraguayos, por el cual debemos de hacer algo”, nos dice en la despedida.

ALGO MAS PARA CONTAR

Juan José Aranda Castillo nació en Asunción el 30 de enero de 1964. Casado con Chantal Jara (hija del recordado y ex gran futbolista de Cerro Porteño, selección paraguaya, que jugó con suceso en Francia; de la dinastía de los Jara Saguier, grandes jugadores de fútbol). Sus hijos son: Alexis (23 años, jugando en Francia en el Moulin Club “de volante tapón y estudiando en la Universidad hace tres años ya” afirma el padre. Jonathan (19; sub 20 de Sol de América, delantero), Axel (13, arquero), Alan (9) y Jeremy (7). Nombre de los padres: Patricio José y Rosa Susana.Inicio: Club Atlético Tembetary – inferiores (1980 al ‘81). Debut en Primera: “Ante Guaraní en 1980. Ganamos 1-0 y me fue bien”, comenta.

Otros clubes: Sol de América (1982 al ’86 y ’92). América de Cali (1987), Deportivo Pereira (1988 al ’91), Deportivo Cúcuta (1991) y Sportivo Trinidense (1994).

Selección paraguaya: Sudamericano Sub 20 (Quito – Ecuador, 1981) y Sudamericano de Bolivia 1983, jugado en la ciudad de Cochabamba. Eliminatoria del Sur, selección de mayores, Santiago de Chile, 1986.

Títulos: Campeón con Sol de América en 1986 (por primera vez en su historial futbolero el Danzarín conseguía el cetro máximo) y Juan José era el capitán de equipo.

Características: Inteligente, ágil, con buen salto y anticipo preciso. Salía jugando con el balón, dando muestras de buen dominio. Puesto: Zaguero centro. Estatura: 1,80 m. Peso: 78 kilos.

Actualidad: “Dedicado a preparar futbolistas en forma privada” afirma.

Otros: Técnico deportivo de fútbol, recibido en la ENEF, en el año 2003. Marketing de Gestión de Calidad (1998); visitador médico (1999).

Como DT dirigió al Colegio Santa Rita de Cassia (1998 al 2000), Club Juventud – Sub 18 y 19 (campeón con ambos planteles en el 2000). Nacional de Asunción (Sub 18 y 20, año 2003; campeón en la 18 y vice en la 20). Sol de América, Sub 18 y 20, en el año 2004 y 2007; coordinador general de las inferiores y D.T Sub 18 y 20 en el 2005. Campeón en el 2006 en la Intermedia como DT; y Club 8 de Diciembre de la Liga Yaguaronina de fútbol, campeón año 2008.

¿Tu mejor momento?: “En 1986 cuando obtuvimos el campeonato con Sol y donde fui capitán”, recuerda. (El campeón sin corona conseguía su primera hazaña contando con figuras como Colarte, Elías Leguizamón, Vicente Fariña, Juan Villalba, Juan José Aranda, Cristóbal Cubillas, Ignacio Fernández, Félix “Tanque” Torres, Achucarro, Roberto Sánchez y otros que engrandecieron ese año al club Sol de América y rompieron el hechizo de los muchos vicecampeonatos logrados, bajo la presidencia de un gran directivo, el doctor Oscar Luis Giagni.

Hay un tema candente con la desocupación de ex futbolistas DT e incluso jugadores activos. ¿Qué opinas al respecto?: “Creo que se les está yendo de la mano a los directivos de clubes y nosotros los paraguayos seguimos callados y no protestamos por algo que nos hace daño en este momento de crisis, donde hay poco trabajo y le damos las posibilidades a los que vienen de afuera. Debe haber una ley que nos proteja en el deporte a los entrenadores y preparadores físicos y en especial a los jugadores activos, porque se trae cada tronco y creo yo que el fútbol paraguayo tiene buenos atletas en formación y algunos hechos en inferiores, que pueden ocupar ese lugar que le corresponde al jugador paraguayo”, afirma.

Insistimos en que debe haber un cupo limitado para los extranjeros en cada club y los DT deberían luchar por lo suyo demostrando estar preparados para ello; y muchos ya lo han hecho.

¡Y el mismo Juan José Aranda está prácticamente sin trabajo como muchos otros!; aquel campeón azul y capitán de equipo con Sol de América, por primera vez.

Artemio Villanueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *