Beltran Almada

Llevaba varias temporadas en las inferiores de Guaraní, en donde desde 1959 hasta el ’63 fue afirmándose en el puesto de volante marcador (6), cuando Beltrán Almada es convocado por César López Fretes (+), para integrar el plantel que se trasladaría en los primeros días de enero de 1964 a Colombia. Se jugaba el 2º Campeonato Sudamericano Juventud de América y las ciudades de competición eran Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla.

El sueño de los juveniles jugadores era enorme. Las expectativas de la afición, tremendas. Paraguay debutaba ante la favorita Argentina. Llegó el día del debut y la Albirroja ganaba 1-0, con gol de Eliodoro Luján. Los argentinos no lo podían creer, a pesar de que tuvieron la ocasión de emparejar el marcador a los 38’ del segundo tiempo, cuando el golero paraguayo le dijo no a un tiro penal ejecutado por Plá de Boca Juniors. ‘‘Fue el inicio a una buena campaña, que luego nos daría la ocasión de ser segundos, entre grandes equipos’’, historia nuestro entrevistado.

Luego el retorno y los aplausos, lágrimas y vítores de familiares e hinchas, al retorno de la delegación en el aeropuerto Silvio Pettirossi, marcaba una nueva etapa para muchos futbolistas que surgieron en ese torneo y entre ellos estaba Beltrán Almada.

UN GUARANÍ INOLVIDABLE EN SUS AÑOS DORADOS

En casi todos los clubes ese mismo año (1964) los jóvenes vicecampeones albirrojos tuvieron la ocasión de debutar en sus clubes. Isidro Alonso (+) arquero suplente de la selección Juvenil y Almada, debutaban en Guaraní, mientras otros en sus respectivos clubes. ‘‘Fue una selección bien trabajada por el profesor César López Fretes (+), Aveiro Stark (+) (PF), el presidente de la liga en ese entonces el Dr. Anastasio Mendoza Sánchez (+) y otros’’, corrobora.
Para Almada no fue nada fácil: ‘‘Recuerdo que teníamos un plantel frondoso, con jugadores de talla como Luis Ivaldi (6) o Villagra, Patiño (+) excelentes marcadores de punta, entonces a mí me tocaba jugar a veces en esos puestos, o jugar en la zaga central junto a Sergio Rojas, o Tabarelli, o Bobadilla, hasta que un día me pasaron a jugar de 2, fue cuando tuve una lesión en un encuentro de Copa Libertadores ante el Independiente de Argentina y en mi reemplazo ingresó Juan Martínez, que a partir de ahí jugó como 75 partidos continuados. Después me tocó jugar en otros puestos. Es que estábamos tres o cuatro jugadores en cada posición’’, comenta sonriendo. Es que Guaraní de ese entonces era así, en una época verdaderamente de ‘‘oro’’, en donde tuvo un plantel asombroso, de jugadores excepcionales y Beltrán Almada formaba parte de él.

EL ADIÓS EN LA PAZ, BOLIVIA

Acostumbrado a ganar campeonatos y estar en el ruido, un día fue a integrar el nuevo plantel del The Strongest, que en un accidente de aviación perdió a toda su comitiva. Entre ellos estaban dos paraguayos y excelentes arqueros: Angelacio (ex Tembetary) y Cáceres (ex River Plate), también el empresario Arenas. Todo esto ocurrió en 1969.

‘‘Llegué a La Paz y conformamos un nuevo plantel, que ganó dos títulos consecutivos. Entonces decidí retornar y alejarme del fútbol’’, explica sobre su retiro.

El cañonero de los tiros libres en Guaraní y en Bolivia, con el The Strongest, le daba el adiós a esos años maravillosos, jugados en el legendario de Dos Bocas, entremezclados con esos monstruos, como fueron los Aguilera, Bobadilla, Tabarelli, el Maestro Valdez, Ivaldi, el ‘‘Búfalo’’ García, entre otros más. ¡Guaraní sí que fue entonces un verdadero seleccionado!, y Beltrán Almada formó parte de ese plantel.

ALGO MÁS PARA CONTAR

Beltrán Almada Acuña nació en Asunción (barrio Pinozá) el 11 de octubre de 1944. Casado con Elena Yegros (Bioquímica). Sus hijos son: Luis Beltrán (30; estudiante de Derecho 5º curso) y Milva (26; farmacéutica, trabajando actualmente en ‘‘Díaz Gill’’).

***

Inicio: Inferiores del club Guaraní (1959 al ’63). Debut en primera: ‘‘En un cuadrangular, ante el Racing de la Argentina, Cerro Porteño y Vasco Da Gama de Brasil (1964)’’, historia. Otro club: The Strongest de La Paz, Bolivia (1970 y ’71).

***

Selección paraguaya: Juvenil que participó en el 2º Sudamericano, jugado en Colombia: Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla. Vicecampeón (el campeón fue Uruguay). Con la de mayores en 1965.

***

Títulos: Club Guaraní (1964, ’67 y ’69), en la época de oro aborigen. Vicecampeón (1965 y ’66). Participando en varias Copas Libertadores de América.

***

Característica: En los puestos que jugó lo hizo bien, ya sea marcando los puntas o jugando en el mediocampo. De chute impresionante (era el segundo penalero del equipo, después de Eliseo Insfrán). Estatura: 1,74. Peso: 72 kilos.

***

Actualidad: ‘‘Hace 22 años que poseo una playa de estacionamiento (15 de Agosto e/ Palma y Presidente Franco) y un puesto de venta de gaseosas, en el mismo sitio’’, aclara. Le sirve de sostenimiento para la familia, y para la educación de los hijos, a pesar de que hace cinco años atrás ‘‘me tomó el mal de Parkinson, pero sigo luchando para rever esta situación’’, nos comenta con cierto grado de tristeza. Así como él, muchos ex futbolistas pasan actualmente por situaciones no agradables. Algunos porque se aferraron al vicio del alcohol, queriendo escudarse en ello y otros como Almada, que adquirieron este mal, no sabemos por qué… solo Dios sabrá. Es penoso, pero la fe de Beltrán y quizás otros, que estén en una situación similar, estarán buscando el paliativo para mejorar y ‘‘reconocer como yo, hoy, que solamente hay un solo Dios y su Hijo Jesucristo, que vino al mundo a salvarnos y ofrecernos vida eterna; teniendo esperanza en él, que es lo único valedero en esta vida terrenal’’, afirma. La fe mueve montañas y Beltrán, como muchos otros, hoy está aferrado a esa fe.

***

Y retornamos al pasado futbolero. ¿Tu mejor momento deportivo?: ‘‘Los años que jugué para Guaraní, en el mejor momento de su historial deportivo, y los dos años que estuve en La Paz, jugando por el The Strongest, siendo el primer paraguayo que viajó luego de aquel penoso accidente, en donde cayó el avión que transportaba a toda la comitiva futbolera y dirigencial de ese club’’, comenta.

***

¿Algún gol que recordás?: ‘‘Aquel día en que le ganamos a Cerro Porteño (1965) en el Adriano Irala, donde me tocó convertir el primer gol de tiro libre, desde unos 40 metros, en el arco norte, que daba hacia la Avenida 5ª. Recuerdo que ese día me tocó jugar de lateral izquierdo, marcando nada menos que al habilidoso Juan Carlos Rojas (+)’’, enfatiza.

***

Anécdota: ‘‘El argentino Víctor Juárez (formoseño) había llegado a Guaraní y formaba parte del plantel. Un día estábamos almorzando, estando junto a mí Ivaldi y Juárez; entonces le dije en guaraní a Luis, para que el otro no entendiera: ‘Ja’ukána veneno kóape’ (Vamos a darle veneno a este), quien al instante respondió, dirigiéndose a Ivaldi: ‘Ja’uve la locro lo mitã’, dando muestra de que entendía el guaraní. Yo me quedé todo rojo de vergüenza y todos se rieron de mí’’, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *